TEL.: 976 133 791 - 685 505 081 SERVICIO 24 HORAS: 626 892 381 CONTROL REMOTO

Cámaras Termográficas

Mide la Temperatura en Tiempo Real

Los sistemas de cámaras termográficas son capaces de analizar automáticamente y con gran precisión la temperatura corporal de las personas. Estos sistemas de medición de temperatura pueden detectar casos de fiebre en tiempo real, mostrando las temperaturas en la interfaz de la cámara y activando alertas en acaso de temperatura elevada.

Estos sistemas de medición de temperatura han sido reconocidas como una importante medida de seguridad entre empleados y usuarios como medida de contención contra el COVID-19. Instaladas en la entrada y/o salida de las instalaciones se puede supervisar la temperatura de los trabajadores para detectar de forma previa posibles síntomas de la enfermedad.

En PERNIA SISTEMAS INFORMÁTICOS somos especialistas en la aplicación de soluciones innovadoras de videovigilancia y control de accesos. Disponemos de los más avanzados sistemas de medición de temperatura y gestión de accesos. Realizamos un servicio completo que incluye instalación, configuración y mantenimiento de la solución.

La nueva generación de cámaras térmicas de vigilancia permiten a los usuarios visionar con gran calidad amplias zonas sin importar las condiciones de iluminación.

Puesto que las empresas demandan una imagen definida tanto por el día como por la noche, los dispositivos de imagen térmica, con su capacidad de convertir la energía térmica en una imagen visible para el ojo humano, son la selección lógica para ambientes de alta seguridad

Control de temperatura corporal

Sin embargo, actualmente la función más demandada para estas cámaras es la medición de temperatura corporal.

El control de temperatura corporal en las empresas es actualmente una de las preocupaciones más presentes entre los departamentos de recursos humanos de las empresas, debido a la vuelta a la relativa normalidad laboral en las empresas en esta crisis por el coronavirus.

Esta funcionalidad es una de las más valoradas dentro de las cámaras termográficas, a menudo también llamadas cámaras térmicas.

Hay dos sistemas que principalmente se están usando para poder tener control de la temperatura de los empleados o de los visitantes de las empresas: uno es los termómetros manuales con medición a distancia y el otro las cámaras térmicas con lectura automática de temperatura.

Termómetros infrarrojos – control de temperatura corporal

Los termómetros infrarrojos sin contacto o pirómetros infrarrojos sirven para medir la temperatura a distancia (no más de 10cm) sin tener que entrar en contacto con la persona. Son rápidos, efectivos y económicos para las empresas que quieren controlar la temperatura de los empleados.

Cámaras termográficas de mano

Cámaras termográficas que pueden leer la temperatura de un rostro hasta a 1,5 metros, lo que aumenta notablemente la distancia de lectura con respecto a los termómetros infrarrojos.

Existe versión para ser colocada en trípode y que lee automáticamente la temperatura; puede ser conectada a un ordenador para leer a distancia en un monitor la temperatura leída.

Cámaras termográficas fijas

Este formato de cámara dispone de dos lentes: una de visión termográfica y otra de visión normal, por lo que no sólo nos sirve para la lectura de temperaturas sino también para la grabación de imágenes normales, que acompañen a las imágenes térmicas. La distancia de lectura es también mucho mayor: hasta 9m y con capacidad de leer hasta 30 temperaturas de 30 rostros distintos simultáneamente. Van a conectadas a un sistema de grabación y/o un ordenador para los avisos por exceso de temperatura y grabación de imágenes.

El software indica en pantalla las alarmas generadas por exceso de temperatura mediante pop-up y avisos de alarma. Además, se pueden asociar eventos relacionados con el exceso de temperatura y realizar diferentes acciones (activar salidas para hacer sonar sirenas, enviar e-mail, SMS, etc.).

También existe la posibilidad de complementarlo con una solución de reconocimiento facial, y realizar búsquedas por diferentes departamentos dentro la empresa o incluso buscar a partir de la imagen capturada. Además, presenta una interfaz de cara al usuario intuitiva con la información de temperatura necesaria para una monitorización sencilla.

Existe una solución especial si queremos maximizar la exactitud de la medición: se basa en una cámara termográfica dual IP con control de temperatura corporal al que se le suma un calibrador. El calibrador consigue una precisión de hasta ± 0.3ºC (frente al 0,5 de los otros sistemas). Se recomienda esta solución para la detección de fiebre con altísima precisión en las zonas con más afluencia de personas, llegándose a realizar detecciones desde 3 a 4 metros de distancia.

Todas estas cámaras requieren unas condiciones de instalación (altura y distancia) muy específicas, por lo que se requiere asesoramiento técnico cualificado en la instalación.

La solución de detección y medición de temperatura basada en tecnología termográfica, permite la rápida detección de temperatura en personas, convirtiéndose en una eficaz herramienta de prevención. La solución cuenta con diferentes modelos y accesorios, para una mayor y mejor adaptación a las necesidades de cada cliente.

Estos dispositivos ofrecen permiten tanto la detección individual de la temperatura de un individuo, hasta avanzadas como la detección de la temperatura corporal de varias personas en movimiento con una precisión de hasta ±0.3 °C.

  • Lectura de la temperatura en un segundo
  • Lectura de varias tamperaturas al mismo tiempo (hasta 30)
  • Medición sin contacto.
  • Notificación de alarma inmediata (acústica, visual).
  • Rango de lectura hasta 9 metros.
  • Detección de personas para evitar falsas alarmas que pueden generar otras fuentes de calor
  • Tecnología Dual: dos cámaras, una térmica y otra normal, que permiten incluso la fusión de imágenes de para crear imágenes híbridas.

Control de acceso con lectura de temperatura

Lectores de control de acceso que en función de la marca y modelo incluyen, además de una función de medición de temperatura corporal, lectores de reconocimiento facial, lectores de huella, lectores de tarjeta o PIN numérico.

El sistema permite identificar a la persona sin tener contacto directo con el terminal. Se identifica mediante el reconocimiento facial o tarjeta RFID. Y el control de la temperatura permite la rápida detección de usuarios con alguna posible infección a través de una cámara termográfica, convirtiéndose en una eficaz herramienta de prevención.

La nueva generación de cámaras térmicas de vigilancia permiten a los usuarios visionar con gran calidad amplias zonas sin importar las condiciones de iluminación.

Puesto que las empresas demandan una imagen definida tanto por el día como por la noche, los dispositivos de imagen térmica, con su capacidad de convertir la energía térmica en una imagen visible para el ojo humano, son la selección lógica para ambientes de alta seguridad

Son especialmente efectivas para situaciones donde ser va usar el sistema de cámaras de videovigilancia para protección perimetral anti-intrusión; la termografía es probablemente la solución de seguridad más efectiva para esas labores puesto que pueden analizar cambios en el entorno relacionados con personas u objetos en movimiento incluso en la oscuridad total, las 24 horas del día y los 7 días de la semana.

Este es uno de los motivos por el que los clientes solicitan una instalación de cámaras de videovigilancia, en este caso térmicas, tal y como contamos en nuestro post sobre este tema.

Las cámaras térmicas son también la tecnología a implantar en aquellas situaciones donde sea necesaria una medición inteligente de temperatura para prevenir, por ejemplo, elevaciones de temperatura que causen un incendio o para monitorizar maquinaria donde la temperatura elevada sea un factor crucial para un mantenimiento preventivo. La función de excepción de alarma por temperatura predetermina un umbral para la alarma de temperatura, y esta se activará cuando la temperatura exceda el límite preestablecido.

Estas cámaras son ideales, por lo tanto, para perímetros de seguridad y para la prevención de incendios, especialmente en infraestructuras críticas como aeropuertos, ferrocarriles, cárceles y centrales eléctricas.

Cámaras térmicas para detección temprana de incendios

Son sistemas que habitualmente están formados por una cámara termográfica y una cámara diurna.

El sistema puede analizar una zona concreta (un almacén de papel, por ejemplo), o bien una zona de grandes dimensiones (un bosque). Al ser cámaras térmicas, no les afectan ni siquiera las nubes de polvo que puedan producirse, niebla u otros eventos metereológicos.

La cámara se conecta a un sistema de análisis inteligente de vídeo y cuenta con una conexión de red IP y una salida de alarma. Aparte de esto, lo único que necesita para funcionar es una conexión de 12V o 24V, en función de la cámara seleccionada.

Si el software de análisis inteligente de vídeo detecta un fuego – un aumento de temperatura fuera de un rango previamente establecido – genera una alarma en el software y el aviso se muestra en pantalla, nos llega al móvil, genera una señal acústica y/o visual o una interacción con casi cualquier sistema que acepte entradas de relé de alarma.